El baile como forma de comunicarse

El baile es una forma de ejercicio que nos permite expresar estados de ánimo, sentimientos, equilibrio personal tanto mental como físico.  El baile nos acerca al otro y si en un mínimo espacio logramos coordinarnos acabaremos integrándonos el uno en el otro de tal forma que sólo  seremos un cuerpo. Esa magia no se da siempre a pesar que ambos puedan ser buenos bailarines. Existe una química difícil de definir que simplemente está o no está y que se detecta en los dos o tres primeros compases.

No sé porqué es tan común que la gente no se lance a bailar por temor a hacer el ridículo. ¿Cómo puede uno hacer el ridículo cuando se mueve con armonía? La falta de armonía surge cuando no dejamos que la música nos invada. No es necesario basar nuestro movimiento en una gran técnica si estamos en una situación social. De acuerdo  que si pretendo competir deberé aprender a controlar o definir mis movimientos con más limpieza pero si lo que quiero es gozar del baile, me dedicaré a sentir la música y dejar que sea ella la que mueva mi cuerpo.

Os ánimo a bailar como si no hubiera un mañana. Sigue leyendo “El baile como forma de comunicarse”

El trabajo de escritor

Escribir  parece fácil, sobre todo si uno piensa en la invasion de las musas alimentando una mente creativa y dejando que las palabras se deslicen a través de tus manos hasta quedar plasmadas en un papel.

Pero luego hay que coordinar y equilibrar los argumentos, distribuir las ideas de forma elegante y atractiva con la esperanza que los lectores queden encandilados contigo.

Otro punto a tener en cuenta es la autodisciplina y la motivación que debe mantenerse siempre alta y eso no es evidente todos los días. Luego vendra la fase de presentar tu obra a las editoriales y recibir su aceptación o rechazo y cuyos motivos no siempre entenderás. Si te lanzas a la autoedición te costará mucho más rentabilizar tu esfuerzo.

Si no consigues ganar un certamen literario dificilmente conseguirás vivir de la venta de tus libros. Siempre deberas acabar complementando tus ingresos por las ventas con la docencia, ofrecer cursos de formación o asesoramiento para jovenes escritores ilusionados con emprender la carrera de escritor.

Que duro es compartir dormitorio

Compartir un dormitorio es una situación compleja. Para que la experiencia sea agradable lo ideal es que tengamos los ritmos circadianos armonizados al mismo ritmo. Por otro lado seria bueno que ambos tuviesen las mismas dificultades o facilidades para dormir. Es decir si a alguno le molesta la luz o el ruido que el otro se pueda acomodar a las necesidades del compañero. Una de dos o los dos roncamos o el que no ronca no le moleste oir al otro.

Y la cosa se complica si hablamos de una habitación de hospital. Ese es un tema mucho más delicado porque hablamos de personas con dolor y enfermas y con distintos grados de malestar. Cuando uno se encuentra en un hospital normalmente el paciente necesita tranquilidad pero tambien agradece la compañía y como todo en la vida, en el equilibrio está la perfección. Si uno de los pacientes se encuentra molesto es evidente que se encontrara más a gusto, pero si su estado es de recuperación, tal vez agradezca compartir habitación, aunque se pierda intimidad y haya que pactar que cadena de televisión se ve esa noche.

Maria Jose Alfonso Bartolomé

Llevo escribiendo desde hace varios años aunque en 2017 fue cuando me lancé de pleno a la publicación. Llegó mi primera novela, y dos libros de relatos eróticos. Mi último libro se titula DIARIO DE UN CAMARERO que como su título indica es un compendio de anecdotas que le suceden a un camarero.

Os animo a leerlos ya que como podeis comprobar hay variedad de temas.

Mis publicaciones:

– LA CUARTA MIRADA. Ed. Albores.

– RELATOS ERÓTICOS PARA MUJERES. Autoedición en amazon.es

  • – FANSASIAS CALIENTES DE MUJER.  Autoedición en amazon.es

 

– DIARIO DE UN CAMARERO. Autoedición en amazon.es